Trufas

Las trufas han sido parte de la dieta humana desde hace mucho tiempo: hemos rastreado el consumo de trufas hasta los cazadores y recolectores nómadas. Desde la historia antigua, la gente ha disfrutado de las trufas como parte de incontables tipos de cocinas muy diferentes entre sí. Pero. ¿Qué son las trufas y porqué cuestan tanto? Esta es una de las grandes preguntas.

Puede que hayas visto trufas en los menús de restaurantes con estrellas Michelín. Incluso puede que las hayas comido en alguna ocasión cocinadas de varias formas. Sin embargo, la experiencia se vuelve aún más agradable cuando se aprende sobre estos fascinantes y todavía poco conocidos alimentos.

Si te gusta la buena cocina o simplemente comer bien, en este nuevo artículo en el blog de Megustalobueno.es hemos reunido lo básico sobre las trufas para que puedas ampliar tu conocimiento este delicioso elemento usando en la alta cocina. Sigue leyendo para encontrar respuestas a las preguntas más comunes que solemos recibir sobre la trufa.

¿Qué son las trufas y de dónde vienen?

Es posible que hayas visto trufas de chocolate en tiendas de dulces tipo gourmet. Estos dulces, en realidad, reciben su nombre de la verdadera trufa, un tipo de hongos con una forma redondeada. Por si te lo estabas preguntando, las trufas de chocolate comparten el nombre y la forma con la trufa de cocinar, pero ahí termina el parecido.

Conocidas como el diamante de la cocina, las verdaderas trufas crecen bajo tierra, típicamente a la sombra de árboles específicos, como los robles, y son un alimento muy cotizado, no solo por su elevado precio, sino por el sabor y aroma muy intensos, así como el carácter con el dotan a los platos. Ciertas especies de estas trufas son amadas como alimento.

¿Porqué son tan caras las trufas?

Las trufas crecen de muy lentamente (algunas variedades pueden necesitar hasta 6 años para desarrollarse) y su recolección, durante una ventana de 3 meses, se hace a mano usando cerdos y perros entrenados (hoy en día se usan más los perros) que ayudan a recolectarlas olfateándolas desde el suelo. Una vez localizadas, los expertos recolectores proceden a desenterrar la trufa con mucho cuidado para no dañarla. Todo esto hace que su precio sea elevado.

Estas trufas comestibles se encuentran principalmente en ciertas regiones, por lo que se asocian con las cocinas de Francia e Italia. Verá trufas blancas y negras en los menús, que tienen gustos muy diferentes. La región de Teruel, en España, es una de las principales zonas productoras de trufas negras silvestres que puedes adquirir en nuestra tienda online durante la temporada trufas.

Hombre Recogiendo trufas

¿A qué saben las trufas?

Las trufas tienen un sabor fuerte e intenso – podríamos decir que terrenal. Las trufas negras (Tuber Melanosporum) tiene un sabor más fuerte que las trufas blancas (Tuber aestivum). El sabor de las trufas varía bastante dependiendo del tipo de trufa que degustemos. Es por este motivo que la mayoría de personas que han comido este delicioso alimento delicatessen están de acuerdo en que para describir el sabor de las trufas, lo mejor es probar este delicioso producto gourmet.

Dado que las trufas son un hongo, muchas personas comparan su sabor con el de los hongos. Sin embargo, las trufas no son hongos: son un tipo diferente de hongos, y también tienen un sabor diferente. Son más ricas y terrosas que las setas, y se usan en cantidades mucho más pequeñas porque el sabor de la trufa puede dominar rápidamente un plato.

Comprar Trufa Negra Silvestre

Diferencias entre trufas negras y trufas blancas

La Trufa Negra o trufa de Périgord como es también conocida (Tuber Melanosporum), se recolecta entre los meses de noviembre y marzo. Por dentro se muestra con un color pardo negruzco recorrido con vetas blancas. Es una trufa de sabor intenso y una fragancia agradable. Se suele conocer a este tipo de trufa como el mejor tesoro de la cocina. Su aspecto exterior es oscuro tirando a negro y tiene una superficie rugosa.

Conocida como trufa de San Juan, la trufa blanca es una trufa de verano (Tuber aestivum) que se recolecta entre los meses de mayo y agosto. En su interior encontramos un color avellana claro y tiene un sabor menos intenso que la trufa negra. Su aroma es suave y tiene, como pasa con la trufa negra, una agradable fragancia. Menos apreciada en la alta cocina, la trufa blanca es una auténtica delicia para los sentidos, y encima más económica que la trufa negra. Por fuera es también oscura y con una corteza piramidal bastante pronunciada.

Comprar Trufa Blanca Silvestre

¿Y cómo se comen las trufas?

Esta es una de las preguntas que se hace mucha gente cuando las ve anunciadas en tiendas online de productos gourmet o en los espacios gourmet de algunas grandes superficies.

Las trufas se utilizan a menudo para potenciar el sabor a los platos. Dependiendo del tipo de trufa que usemos en nuestros platos,  podremos usar la trufa de un modo u otro. En cualquier caso, la trufa dotará a los platos de un sabor y aroma únicos.

Podremos usar las trufas para dotar de sabor y aroma a platos de arroz, pasta, carne y pescados, aunque también para elevar el tono de otros platos más sencillos como los huevos fritos trufados o una rica tosta con trufa. También se pueden usar para elaborar salsas (como es el caso de la la salsa Perigord), como condimento de ensaladas, para elaborar embutidos y foie gras.

Las trufas se pueden usar de varias formas. Las podemos usar crudas o cocidas, cortadas en láminas, en láminas o en dados. Las trufas son un producto gourmet excepcional que ofrecen un amplio abanico de posibilidades culinarias. Para usar la trufa en la cocina, simplemente basta con limpiarla bien e intentar hacer una receta con ellas, como los populares huevos trufados.

Huevos Trufados

Otras formas de disfrutar de las trufas

Mientras que la mayoría piensa que las trufas son caras y únicamente se pueden probar en restaurantes de alta cocina, desde Megustalobueno.es queremos romper una lanza por usos “menos comunes” para poder disfrutar de la experiencia de una cena fina en una restaurante con estrella Michelín en el confort de nuestra casa.

Aunque el aceite de trufa de alta calidad puede ser algo caro, consideramos que el gasto vale la pena por lo que puede aportar a, por ejemplo, nuestras ensaladas. Si te sientes creativo, también puedes hacer mantequilla de trufa en casa. Tanto los aceites de trufa, como las mantequillas trufadas son una gran forma de recrear la experiencia de una cena fina en tu propia casa.

Por supuesto, los restaurantes son una gran opción para degustar platos con trufas si la cocina no es lo tuyo o tienes ganas de probar algo diferente. Recomendamos el Risotto con Trufa negra y Setas. Otras recetas con trufas populares son: Trufa con champiñones y mozzarella, lasaña con salsa boloñesa y trufa, crema de coliflor con trufa fresca o carrilleras de parmentier y trufa negra.

Hacer Mantequilla de Trufa

¿Te hemos convencido para probar las trufas? Como dijo el poeta y ensayista francés J. L. Vaudoyer:  “Hay dos tipos de comedores de trufas: una que cree que las trufas son buenas porque son caras, y otra que sabe que las trufas son caras porque son buenas”. ¿En qué bando te encuentras tú?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nuestra puntuación en www.megustalobueno.es a Valoraciones Trustprofile es 9.3/10 basado en 24 opiniones.