Desperdiciar alimentos

Leemos en la Wikipedia que el desperdicio de alimentos hace referencia a todos los alimentos que no se consumen y acaban siendo desechados a lo largo de todo el proceso del sistema alimentario.  Algunas de las razones (hay muchas) para que, según la FAO,  se desperdicien o desechen entre un tercio y la mitad de todos los alimentos a nivel mundial incluyen; mala conservación que lleva a que los alimentos se deterioren, fechas de caducidad expiradas, falta de conciencia que lleva a comprar más de lo que se necesita y, por ende, tirar lo que no se va a consumir aunque estos productos estén en buenas condiciones, falta de criterio al pensar que una fruta madura está, por ejemplo, en mal estado, …

Estas son algunas razones que nos llevan a reclamar que alimentos para todos y menos desperdicios debe ser nuestro objetivo para hacer un uso más racional de algo que causa millones de muertes en todo el mundo, a la par que tiene un impacto importante en el medio ambiente. ¿Tiene sentido que el hambre en el planeta no pare de aumentar y, sin embargo, nos permitamos el lujo de desperdiciar alrededor de un tercio de todos los alimentos producidos a nivel mundial? La respuesta es NO. Es importante que seamos conscientes y nos demos cuenta que todos y cada uno de nosotros tenemos un papel que desempeñar en la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos, no solo por la comida sino por los recursos que hacen falta para producirlos.

Las cuestiones relativas a los envases, los residuos alimentarios y las prácticas sostenibles son complejas. En Megustalobueno.es intentamos encontrar soluciones realistas al problema del desperdicio de alimentos. Descubre las principales cosas que hemos aprendido con algunas sugerencias realistas sobre cómo puedes reducir el desperdicio de alimentos en tu propio hogar. Si sólo haces una cosa: intenta no comprar demasiado y, cuando elijas los productos, no pases por alto la fruta y la verdura que tiene un aspecto menos atractivo, ¡también se puede comprar! Un estudio elaborado por la FAO para el Congreso Internacional Save Food! sugiere que alrededor de un tercio de la producción de los alimentos destinados al consumo humano se pierde o desperdicia en todo el mundo, lo que equivale a aproximadamente 1 300 millones de toneladas al año.

Hagamos un repaso para identificar áreas donde se desperdicia comida y cómo podemos evitarlo fácilmente.

Momentos en los que se desperdician alimentos

  • Las frutas y hortalizas deformes, marcadas, descoloridas o de tamaño extraño que no cumplen las normas del mercado (hasta un 20-40%) se tiran incluso antes de salir de la granja.
  • Algunos alimentos se estropean durante el transporte y se desechan al llegar al comerciante.
  • Los recortes y los alimentos cuya fecha de caducidad está superada son tirados por los minoristas y por nosotros en casa. (En los países desarrollados, este tipo de desperdicio es la mayor proporción de alimentos que se pierden).
  • Los alimentos cocinados y no consumidos se tiran a la basura, en lugar de usar la creatividad para aprovechar restos de comida para purés, salsas,… o simplemente congelar para comer más adelante.
  • Durante el momento de producción de alimentos y su posterior almacenamiento. No hay cifras exactas, pero se estima que alrededor del 14% de los alimentos se pierden a nivel mundial desde la postcosecha hasta el nivel minorista.
  • El el procesamiento de alimentos, sobre todo en la parte más desarrollada del planeta. La obsesión por presentar frutas y verduras (sobre todo) con el mejor aspecto leva a que millones de toneladas de alimentos en perfecto estado sean directamente desechados. ¿Tiene sentido? NO
  • Los embalajes pueden contaminar los desperdicios que podrían usarse para la alimentación de los animales y, en consecuencia, son otro de los factores que contribuyen a deshacerse de alimentos. Esta es una de las razones por las que recomendamos comprar alimentos a granel.

Congelar antes que tirar

Formas para reducir el desperdicio de comida

  • Deberíamos comer de todas las formas y tamaños: Las frutas y verduras “feas” también son comestibles y en la mayoría de los casos tienen mucho mejor sabor que las bonitas y perfectas ue vemos en los lineales de grandes superficies y fruterías.  Hay muchas formas de usar  frutas y verduras “feas” y más empresas deberían incluirlas para elaborar sus productos: Las frutas y verduras imperfectas se utilizan en bebidas, mermeladas, chutneys, hummus y aperitivos de muchas marcas conocidas.
  • Cada vez es mayor la cantidad de residuos de alimentos que se envían para ser compostados -de modo que se devuelven a la tierra- o a instalaciones de digestión anaeróbica donde se descomponen y se convierten en gases, creando una fuente de energía renovable. Otra forma de reducir el desecho de alimentos y contribuir al medio ambiente.
  • Según las últimas cifras de WRAP, (una organización sin ánimo de lucro que nació con el objetivo de  promover y fomentar el uso sostenible de los recursos mediante el diseño de productos, la minimización de residuos, la reutilización, el reciclaje y el reprocesamiento de materiales de desecho), los residuos alimentarios domésticos representan, en peso, alrededor del 70% del total de los residuos de las explotaciones agrícolas del Reino Unido. Se calcula que si se reduce el desperdicio de alimentos, cada hogar podría ahorrar hasta 800 euros al año, además de generar menos residuos e impacto medioambiental.
  • Compartir los alimentos que no se vayan a consumir. Hay organizaciones que recogen alimentos para las personas con necesidades y algunas aplicaciones, como OLIO, To Good To Go o Geev que tienen como objetivo reducir el desperdicio de alimentos u otros productos en el caso de esta última.
  • Parece algo obvio pero, ¡comprar aquello que necesitas es una de las mejores formas de evitar tirar alimentos! Y además es una medida sencilla y sensata que encima ayuda a ahorrar dinero.  Planificar las comidas e ir a la compra con una lista para así evitar las compras impulsivas, son dos acciones que no solo ayudar a desperdiciar menos alimentos, sino que ayudan a la protección de nuestro medio ambiente (reducen el consumo de agua agrícola y ganadero) y dejan algún dinero extra en tu bolsillo.
  • ¡Almacenar nuestros alimentos de una forma sensata! Lo que caduca antes en el frente para así consumirlos antes de que expiren y los tengamos que tirar a la basura o no podamos hacer nada más con ellos. Utilizar contenedores herméticos (los tuppers) para mantener frescos en el frigorífico los alimentos abiertos y asegurarse de cerrar bien los paquetes (hay pinzas y pasadores para hacer esto) para que no entren insectos, son otra parte importante del almacenaje de productos alimenticios.
  • Y, por último, algo que es también muy sencillo, mantener una buena higiene alimentaria (tanto en las personas, como en los utensilios y la cocina) ayuda a alargar la vida de los alimentos y tener que desperdiciar menos comida.

El pasado 29 de septiembre de 2020, en plena pandemia mundial de la COVID-19, se celebró el primer Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos. La necesidad de transformar y reequilibrar la forma de producir y consumir los  alimentos, desperdiciar menos, comer mejor y adoptar un estilo de vida sostenible son algunos de los aspectos esenciales que tenemos que interiorizar para construir un mundo más sostenible y, por supuesto, sin una sola persona que pase hambre.

Podemos, entre todos, poner fin a la pérdida y desperdicio de alimentos con una serie de pequeños cambios en nuestras costumbres cotidianas. Son una serie de acciones pequeñas que pueden tener una enorme repercusión mundial. ¡Tomemos las medidas necesarias para poner fin a la pérdida y el desperdicio de alimentos! Miles de millones de personas y, por supuesto, nuestro planeta, nos lo agradecerán. No podemos permitir que a día de hoy haya 690 millones de personas que todavía padecen hambre y 3 000 millones que no puedan permitirse una dieta saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nuestra puntuación en www.megustalobueno.es a Valoraciones Trustprofile es 9.3/10 basado en 24 opiniones.