conservar el jamón ibérico en lonchas

Cuando se trata del mundialmente famoso “Jamón Ibérico” -y en especial el jamón ibérico de bellota-, de repente hasta los no aficionados a la cocina empiezan a oler su exquisito aroma, a acariciar su bello marmolado y a dejar que se derrita suavemente en su lengua… ¡¡¡Qué experiencia y qué placer proporciona degustar una buena loncha de jamón ibérico perfectamente cortada!!!

Por supuesto que no todos los embutidos son iguales, el jamón ibérico es un producto gourmet único con un sabor más que especial que tiene la capacidad de activar una gran cantidad de sentidos con cada loncha. Y este nuevo artículo en nuestro blog de gastronomía vamos a hacer un repaso de este producto y algunos trucos para conservar el jamón ibérico en lonchas.

¿La mejor forma de comer jamón ibérico?

El sabor del jamón ibérico es uno de esas experiencias que debe ser apreciada, respetada y únicamente modificada para mejorarla. Enmascarar el jamón con otros sabores sólo serviría para desperdiciar los matices difícilmente conseguidos en la carne curada más apreciada que sale de los mejores cerdos que tenemos en España. Imagina que te gusta el buen vino español. ¿Te beberías una buena botella de vino tinto PINNA FIDELIS ROBLE 2019 Denominación de Origen Ribera del Duero con casera? Puede que pienses que no es tan descabellada la idea, pero es lo peor que puedes hacer con un buen vino. Al igual que pasa con el buen vino, hay formas de realzar y disfrutar los sabores de un buen jamón ibérico.

Los muchos expertos del jamón que hemos consultado coinciden en que la mejor manera de descubrir y disfrutar de todas sus características únicas y apreciadas es simplemente comerlo simplemente acompañado de una buena copa de vino tinto, por supuesto, pero nada más. Y una vez que hayas terminado, regálate un segundo para disfrutar de los aromas persistentes que todavía tendrás en tu paladar hasta que llegue la siguiente loncha. Y por supuesto, todos recomiendas que para obtener la mejor experiencia al comer jamón ibérico, lo mejor es regalarte una buena ración de un buen Jamón Ibérico de Bellota o una buena Paleta Ibérica de Bellota.

Bocadillo de jamón ibérico o paleta ibérica con aceite y tomate natural

Hay muchas formas de comer jamón y el típico bocadillo de jamón ibérico o paleta ibérica es una de las más populares, sobre todo entre los jóvenes. Todo lo que necesitas es una baguette fresca ligeramente tostada o pieza de pan, un poco de tomate natural para untar, aceite de oliva virgen extra, sal al gusto y unas lonchas de Paleta Ibérica o Jamón Ibérico Cebo o Cebo de de Campo (también puede ser interesante comprar una paleta ibérica fuera de norma). El pan dulce y suave contrasta perfectamente con el rico y masticable jamón. Hay muchas personas que además, prefieren añadir unas cuñas de queso manchego en el bocadillo. ¿Y tú que prefieres?

Relacionado: “Jamones y paletas fuera de norma: ¿Qué son exactamente? ¿Merecen la pena?

Un breve recorrido por las propiedades del jamón

El jamón ibérico, así como la paleta ibérica, es un producto rico en proteínas que ayuda enormemente a nuestro organismo. Algunos expertos afirman que consumir 50 gr de jamón ibérico de bellota cada día es beneficioso para nuestra salud gracias a las buenas propiedades que tiene para nuestro organismo, además de ser un buen complemento para las dietas con pocas calorías y las dietas para deportistas. De hecho, se ha demostrado que no produce aumentos de peso y que no favorece las enfermedades cancerígenas.

Algunos de los beneficios más importantes del jamón ibérico de bellota:

Los jamones ibéricos de bellota son muy ricos en ácido fólico. Este componente tiene una función reguladora del colesterol en nuestro organismo. Esto significa que ayuda a reducir el colesterol malo y contribuye a que el cuerpo lo regule con el bueno, también conocido como HDL.

Los jamones ibéricos de bellota son muy ricos en vitaminas y proteínas como hierro, magnesio, zinc, calcio y fósforo. Está muy ligado a la función del ácido fólico porque trabaja con las proteínas y vitaminas del organismo para crear y reparar tejidos, favorecer la actividad celular y crear más proteínas. Esto es especialmente beneficioso para la dieta de los deportistas y contra los procesos de antienvejecimiento.

Además de ser un producto gourmet único, el jamón ibérico de bellota es un alimento muy completo desde el punto de vista de su valor nutricional; perfecto para cualquier dieta. Al contrario de lo que se cree, el jamón ibérico no engorda si se consume con moderación. La grasa del cerdo ibérico criado en Montanera tiene un alto contenido en ácido oleico (en torno al 55-65%), debido a su alimentación natural a base de bellotas, ricas en ácido oleico, al igual que el olivo. El consumo de ácidos grasos monoinsaturados, como el ácido oleico, mejora y fortalece el endotelio, que es el tejido que protege las arterias del cuerpo humano -la inflamación de este tejido es la culpable de la mayoría de las enfermedades cardiovasculares-.

Conservar el jamón ibérico en lonchas

Un alimento tan beneficioso para nuestra salud hay que conservarlo de una forma especial, para que su excelente calidad y peculiar sabor no sufren ninguna merma. La conservación aplica a cualquier tipo de pieza de jamón o paleta que compres, ya sea ibérico, de cebo, cebo de campo…

¿Eres de la mayoría que no se apaña bien cortando jamón? No te preocupes, no estás solo, y por eso hay veces que recomendamos solicitar la pieza en lonchas envasadas al vacío para un consumo más cómodo y aprovechable. Conservar el jamón ibérico es clave para disfrutar de este producto.

Cortar la pieza de jamón o paleta en un jamonero

Te has decidido a comprar una pieza entera de jamón ibérico o paleta ibérica y quieres disfrutar de la experiencia de cortar tu pieza en el jamonero que te acabas de comprar.

Los maestros jamoneros que colaboran con nosotros recomiendan cortar la pieza de jamón o paleta en finas lonchas de unos 4 centímetros de largo, cortar las lonchas que vayamos a consumir y cubrir la zona de corte con la propia grasa del jamón que hemos cortado anteriormente. El siguiente paso es cubrir toda la pieza con un paño, mejor que sea de algodón y no suelte pelusa para que no cause daño a la pieza, y colocar la pieza en un lugar fresco y seco.

Conservar el jamón en lonchas en el frigorífico

¿Has cortado lonchas de más? En ese caso y dependiendo de la forma que elijas para proteger las lonchas sobrantes, hay algunos consejos que te podemos dar para conservar el jamón ibérico, aprovechar todas las lonchas de jamón y paleta que hayas cortado de más y que conserven correctamente toda su calidad, y sobre todo su sabor.

Siempre nos han recomendado, y hacemos extensiva esta recomendación a todas las personas que leen nuestro blog gourmet, envolver el plato con las lonchas sobrantes en un film transparente para que quede totalmente cerrado y no entre aire. Una vez envuelto, meter el plato en el frigorífico donde podrá aguantar varios días sin perder calidad y sabor hasta que lo vuelvas a sacar para consumir.

Por favor, saca el plato de jamón de la nevera y déjalo reposar a temperatura ambiente durante al menos media hora antes de consumirlo para así disfrutar del jamón con el mismo sabor y aroma de antes.

¿Y qué hacer con los ibéricos envasados al vacío?

Los ibéricos envasados al vacío tienen la ventaja de no tener que cortarlos y poder disfrutar en cualquier momento. Tan solo tienes que abrir un sobre, normalmente de 80 -100 gramos, pasar las lonchas a un plato llano, dejarlo respirar unos 15 minutos antes de comer, y disfrutar del sabor único de un producto gourmet lleno de matices, aromas y beneficios para la salud.

Los productos envasados al vacío (se pueden conservar a temperatura ambiente) se oxidan muy rápidamente una vez abiertos y por ese motivo se recomienda consumir el contenido entero de cada sobre que se abra. Ideales para una cena o para preparar unos bocatas con aceite de oliva y tomate natural rallado o en lonchas.

Reflexiones finales sobre el jamón ibérico

El jamón ibérico es uno de los mayores tesoros de la gastronomía española y uno de los productos gourmet más valorados dentro y fuera de España. Su aspecto es único: jarrete esbelto, jamón de pata negra, magro rojo; destacan el veteado de la grasa y la suculenta manteca. Sus altos niveles de ácido oleico, aportados por la bellota, aseguran su ternura y palatabilidad, y además, también le confieren las propiedades que lo convierten en uno de los alimentos más saludables de la dieta mediterránea y en un producto cardiosaludable.

El jamón ibérico de bellota es una fuente de proteínas y contiene un alto nivel de ácido oleico. Por ello, su consumo moderado aporta grandes beneficios para la salud, algo que lo puede convertir en tu mejor aliado para conseguir una dieta equilibrada y saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nuestra puntuación en www.megustalobueno.es a Valoraciones Trustprofile es 9.4/10 basado en 26 opiniones.