Beneficios del Aceite de Oliva

Tal vez los griegos estaban en algo hace miles de años cuando consideraban el aceite de oliva como “oro líquido”. Las investigaciones han demostrado que el uso de aceite de oliva en la dieta diaria puede reducir el riesgo de derrames cerebrales, enfermedades cardíacas, diabetes, presión arterial alta y obesidad, entre otros muchos beneficios del aceite de oliva. Aquí repasamos 8 razones para incluir el aceite de oliva en tu dieta, si aún no lo estás haciendo.

El gran revuelo en la industria de la salud cuando se trata de la dieta parece girar en torno a los beneficios para la salud del aceite de oliva. El aceite de oliva es una grasa que proviene del fruto de un árbol de la región mediterránea – el olivo -, del que se recogen aceitunas enteras que luego se tratan para producir aceite de oliva. El aceite de oliva es un ácido graso monoinsaturado que está considerado como una de las grasas dietéticas más saludables que debemos consumir, especialmente si es aceite de oliva virgen extra.

El comúnmente conocido como “Oro Líquido” tiene muchos usos diferentes y algunas curiosidades. En algunas partes del mundo, se utiliza en cosméticos, medicina y jabones. Aunque el aceite de oliva proviene principalmente de los países del Mediterráneo, es un producto que debido a sus beneficios se utiliza en muchas partes del mundo. Existen muchos estudios e investigaciones respaldadas por la comunidad médica y científica que confirman la gran cantidad de beneficios para la salud del aceite de oliva.

Beneficios para la Salud del Aceite de Oliva

1. Es muy rico en antioxidantes

El aceite de oliva, y más especialmente el aceite de oliva virgen extra, es nutritivo y contiene vitaminas E y K. Los antioxidantes que tiene el aceite de oliva son biológicamente activos y pueden ayudar a reducir el daño oxidativo debido a los radicales libres, que se cree que son uno de los principales causantes del cáncer.

El aceite de oliva es el aceite natural que se extrae del fruto graso de las plantas del olivo, las aceitunas. Las grasas monoinsaturadas del aceite de oliva son las que lo hacen saludable. Alrededor del 14% del aceite es grasa saturada, mientras que el 11% es poliinsaturado, como los ácidos grasos omega-6 y omega-3.

Las grasas monoinsaturadas también son bastante resistentes a las altas temperaturas, lo que hace que el aceite de oliva virgen extra sea una opción saludable para cocinar.

2. Es un buen antiinflamatorio

El aceite de oliva tiene fuertes propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar con la inflamación crónica. Estas enfermedades incluyen el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, el síndrome metabólico, la diabetes, el Alzheimer, la artritis e incluso la obesidad.

El ácido graso predominante en el aceite de oliva es una grasa monoinsaturada llamada ácido oleico, que constituye el 73% del contenido total del aceite. Hay estudios que sugieren que el ácido oleico reduce la inflamación e incluso puede tener efectos beneficiosos en los genes relacionados con el cáncer.

3. Puede ayudar a proteger contra las enfermedades del corazón

Estudios observacionales han demostrado que las enfermedades cardíacas son menos frecuentes en los países del Mediterráneo debido al mayor consumo de aceite de oliva que se hace en esa parte del mundo donde el aceite de oliva es parte de la dieta. Amplios estudios han demostrado que el aceite de oliva virgen extra es uno de los factores clave que puede contribuir a protegernos contra las enfermedades del corazón.

El aceite de oliva está cargado de antioxidantes que también ayudan a combatir la inflamación y ayudan a proteger el colesterol de la sangre de la oxidación, dos beneficios que pueden reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

4. Puede ayudar a prevenir infartos cerebrales

Los infartos cerebrales son causados, principalmente, por una alteración del flujo sanguíneo al cerebro, ya sea debido a un coágulo de sangre o a una hemorragia. En los países desarrollados, este tipo de cuadros médicos constituye la segunda causa de muerte más común, justo detrás de las enfermedades cardíacas. Es por este motivo que la relación entre infartos cerebrales y el aceite de oliva ha sido y es tan extensamente estudiada.

Hay estudios, que en su día fueron apoyados por otros estudios de revisión, en los que los investigadores encontraron que aquellos que tenían una dieta rica en consumo de aceite de oliva tenían un riesgo mucho menor de sufrir un infarto cerebral.

Una amplia revisión realizada sobre estudio en 841.000 personas encontró que el aceite de oliva era la única fuente de grasa monoinsaturada asociada con un riesgo reducido de infarto cerebral y enfermedades cardíacas.

Y en otra revisión sobre un estudio en 140.000 participantes, los resultados indicaban que aquellas personas que consumían aceite de oliva tenían un riesgo mucho menor de sufrir un accidente cerebrovascular que aquellos que no lo hacían.

4.1 El Aceite de Oliva Virgen Extra de cosecha temprana puede ayudar a frenar el Alzhéimer

Un estudio realizado por expertos de la Universidad Aristóteles de Thessaloniki (AUTH) y la Asociación Griega de Enfermedad de Alzheimer y Trastornos Relacionados (GAADRD) y publicado en el Journal of Alzheimer’s Disease revela que el consumo de aceite de oliva virgen extra de cosecha temprana podría ser una gran aliado para frenar el Alzhéimer en personas mayores con deterioro cognitivo leve (DCL) amnésico. La razón se atribuye al  alto contenido en ácido fenólico de este producto. 

5. No está relacionado con el aumento de peso

Una persona con una dieta rica en consumo de aceite de oliva no aumentará de peso, comer cantidades excesivas de grasa causa aumento de peso.

Existen una gran cantidad de estudios contrastados que seguir los patrones dietéticos típicos y básicos de la dieta mediterránea, rica en aceite de oliva, tiene efectos favorables en lo relacionado con mantener el peso corporal.

Un estudio de 30 meses realizado en más de 7.000 estudiantes universitarios españoles arrojó que el consumo de una gran cantidad de aceite de oliva no tenía relación alguna con el aumento de peso.

Otro estudio de tres años realizado sobre una muestra de 187 participantes arrojó que una dieta rica en aceite de oliva tenía una relación directa con mayores niveles de antioxidantes en la sangre, así como con la pérdida de peso.

6. Puede reducir el riesgo de Diabetes Tipo 2

Se ha descubierto que el aceite de oliva es muy esencial para reducir el riesgo de diabetes de tipo 2. Los estudios han demostrado que el aceite de oliva ha tenido efectos beneficiosos en los niveles de azúcar en la sangre y en la sensibilidad a la insulina.

Tanto los estudios de observación como los ensayos clínicos sugieren que el aceite de oliva, combinado con una dieta mediterránea, puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2.

Un ensayo clínico aleatorio realizado sobre una muestra de 418 personas sanas confirmó recientemente los efectos protectores del aceite de oliva sobre la Diabetes Tipo 2. El objetivo de este ensayo era probar los efectos de dos intervenciones de la dieta mediterránea (MedDiet) frente a una dieta baja en grasas en la incidencia de la diabetes.

7. Tiene propiedades antibacterianas

El aceite de oliva contiene muchos nutrientes que pueden inhibir o matar las bacterias dañinas. Una de ellas es la Helicobacter pylori, una bacteria que vive en el estómago y puede causar úlceras y cáncer de estómago.

Estudios de laboratorio han demostrado que el aceite de oliva virgen extra combate ocho cepas de esta bacteria, tres de las cuales son resistentes a los antibióticos.

Un estudio en humanos sugirió que 30 gramos de aceite de oliva extra virgen, tomados diariamente, pueden eliminar la infección de Helicobacter pylori en un 10-40% de las personas en tan sólo dos semanas.

Las propiedades antibacterianas del aceite de oliva son excelentes para mejorar la salud del estómago y del aparato digestivo. Estas actúan como un protector reduciendo el exceso de ácidos en esta parte del cuerpo. Por otro lado, ayudan a aumentar el PH del organismo y, por lo tanto, favorecer la absorción de calcio y magnesio.

8. Puede ayudar a prevenir la artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune caracterizada por articulaciones deformadas y dolorosas. No se conocen bien las causas exactas por las que aparece, y todavía muchas personas la confunden con otras enfermedades reumáticas.

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad reumática crónica que se caracteriza por la afectación de las articulaciones periféricas (manos, pies, muñecas, hombros, codos, caderas y rodillas). En las que se produce dolor, hinchazón secundaria a la inflamación de la membrana sinovial y rigidez sobre todo por la mañana o después de periodos prolongados de reposo.

Hay estudios que indican que los suplementos de aceite de oliva parecen mejorar los marcadores inflamatorios y reducir el estrés oxidativo en los individuos con artritis reumatoide.

El aceite de oliva parece ser particularmente beneficioso cuando se combina con el aceite de pescado, una fuente de ácidos grasos omega-3 antiinflamatorios. Hay un estudio del que se extrajo que el aceite de oliva y el de pescado mejoraron significativamente la fuerza de agarre, el dolor de las articulaciones y la rigidez matinal en personas con artritis reumatoide (AR).

Asegúrate de conseguir el tipo correcto

Comprar el tipo correcto de aceite de oliva es extremadamente importante. El aceite de oliva extra virgen conserva algunos de los antioxidantes y compuestos bioactivos de las aceitunas. Por esta razón, se considera más saludable que la variedad más refinada de aceite de oliva.

Aún así, hay mucho fraude en el mercado del aceite de oliva, ya que muchos aceites que dicen “extra virgen” en la etiqueta se han diluido con otros aceites refinados. Por este motivo, comprar aceite de oliva virgen extra de una fuente fidedigna como Megustalobueno es una de las mejores opciones para tener la certeza de obtener lo que se compra.

Nuestro consejo es siempre examinar las etiquetas cuidadosamente para asegurar que lo que se compra es un verdadero aceite de oliva virgen extra. Siempre es una buena idea leer las listas de ingredientes, la procedencia del aceite y comprobar la certificación de calidad.

En definitiva

Al final del día, el aceite de oliva extra virgen de calidad es increíblemente saludable. Debido a sus poderosos antioxidantes, beneficia al corazón, al cerebro, a las articulaciones y más.

De hecho, podríamos concluir diciendo que el aceite de oliva puede ser la grasa más saludable del planeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nuestra puntuación en www.megustalobueno.es a Valoraciones Trustprofile es 9.3/10 basado en 24 opiniones.